Yoga Restaurativo y Terapeútico (Novedad)

A partir de Octubre de 2018. los viernes de 12:00 a 13:30 h.

Con Yolanda Espinosa León

QUÉ ES EL YOGA RESTAURATIVO

El yoga restaurativo está inspirado en la práctica de Hatha Yoga, incluyendo todos sus elementos: asana (postura), pranayama (respiración), mudras (gestos), bandhas (llaves), drishtis (dirección de la mirada), dhyana (meditación). Aunque la práctica de Yoga en cualquiera de sus vías (ver enlace “Sendas del Yoga”) trae consigo conocidos beneficios para la salud y el bienestar, el enfoque del llamado Yoga restaurativo o recuperador, es muy especialmente terapeútico en la medida en que su ritmo es lento, la intensidad suave y se ofrece como un acompañamiento eficaz en la recuperación de ciertas dolencias leves. El devenir de las sesiones es tal que invita en cada momento a conectar con el cuerpo y la respiración de un modo sutil desarrollando el aprendizaje kinestésico o propioceptivo, mejorando la escucha hacia los fenómenos internos llevando con ello a mente y cuerpo a estados de relajación profunda. Se emplean apoyos o soportes que facilitan la acomodación en las posturas, algunas de ellas pasivas y mantenidas largo tiempo.

BENEFICIOS DEL YOGA RESTAURATIVO

Entre los beneficios del Yoga Restaurativo se encuentran:

· Regeneración física y mental.
· Reducción de la la fatiga y el estrés
· Una ayuda a la recuperación en ciertas enfermedades y lesiones.
· Ayuda a superar la depresión emocional y la ansiedad.
· Proporciona alivio para los dolores ocasionados por tensión muscular (especialmente en la zona de la espalda).
· Ayuda a activar el sistema nervioso parasimpático, implicado en los estados de relajación muscular y mental.
· Ayuda a mejorar la condición física del alumno.

En resumen la práctica constante del yoga restaurativo hace que nuestro cuerpo sea menos vulnerable a las enfermedades relacionadas con el estrés y nos ayuda a alcanzar y mantener estados saludables físicos y mentales.

QUIÉN PUEDE PRACTICAR YOGA RESTAURATIVO

Cualquier persona puede practicar esta disciplina, pero por ser una modalidad de actividad física suave, el yoga restaurativo está especialmente recomendado para:

· Personas con poca movilidad (condiciones particulares y tercera edad).
· Mujeres embarazadas.
· Personas en proceso de recuperación física.
· Personas con dolor de espalda.
· Como prácica recuperadora después de un ejercicio físico intenso.

Es muy importante indicar que los integrantes de estos grupos sensibles consulten previamente con un especialista médico antes de realizar cualquier tipo de ejercicio, para conocer su condición física y como afectaría la práctica a esta con el fin de prevenir posibles lesiones.